miércoles, abril 04, 2007

COMPRANDO ROCK EN LA WEB
Algunos consejos para melómanos incontrolables

Con el boom de las transacciones comerciales “on line” podemos adquirir álbumes desde cualquier parte del mundo sin salir de casa o de la oficina. A pesar de esto, muchos no se atreven a dar el salto, ya sea por temor a ser estafados o por desconocimiento. Pensado en ellos, hemos elaborado los siguientes pasos para la búsqueda del paraíso musical:



1. Adquiere una tarjeta de crédito. Muchos bancos ofertan tarjetas a diestra y siniestra. Escoge la que mejor se ajuste a tus posibilidades. Si no tienes pídele a algún amigo que use la suya, devolviéndole el importe gastado más los intereses para no perjudicarlo.

2. Ubica una tienda virtual segura y confiable. Confía en aquellas que gozan de mucha popularidad, con catálogos extensos y muchos clientes registrados. También pide la opinión de aquellos que han comprado antes.


3. Busca, infórmate bien y selecciona. Una vez ingresado a la página web de la tienda, digita en su buscador el nombre del artículo. Escoge de acuerdo a criterios como: precio, forma del empaque, país de origen, versión simple o “de luxe”, tiempo de entrega, etc.

4. Haz una simulación de compra. Lo encontraste, lo quieres tener cuanto antes, pero no te desesperes. Primero sigue los procedimientos de compra que se te indiquen pero sin confirmar la orden. Así sabrás el precio final incluido los gastos de envío y el tiempo de entrega.


5. Compara con las disqueras. Paso muy importante si es que pretendes un producto bueno, bonito y barato. En la disquera puede (difícil pero no imposible) que encuentres precios más baratos, pero fíjate bien la procedencia: ¿Latina? ¿Inglesa? ¿Norteamericana?, etc. No hay nada mejor que adquirir la edición original del país del artista.


6. Efectúa la compra. Lo evaluaste y por fin te decidiste. Ahora entra a la página web, vuelve a seleccionar el (los) artículo(s), indica la cantidad, ingresa el número de la tarjeta de crédito, la dirección de envío y colocas la orden de compra. Ellos te enviarán un mail confirmándote la transacción, el número de la orden, la lista de productos, el precio total y el tiempo estimado de entrega (generalmente de 2 a 3 semanas).


7. Espera. No habrá ni un día en que no mires tu buzón de correo o preguntes a los que viven contigo si te ha llegado algún paquete. Algunas tiendas te mandan un mail confirmándote el embarque del producto, ten por seguro que esto acrecentará aún más la emoción de la espera. Así que tranquilo nomás, toma tu agüita de azar y distráete con tu colección de cientos de discos.

8. Abre y chequea. ¡Por fin llegó el paquete!, no seas desesperado, abre con cuidado para que no dañes el contenido y verifica que la boleta de venta coincida con lo que pediste.

9. Disfruta. Quita el plástico, abre la cajita, saca el disco, ponlo en tu reproductor, presiona “play” y disfruta del bacanal sonoro mientras devoras con avidez el librito lleno de letras, fotos y créditos. Si es que por ahí encuentras algún defecto o no hay concordancia con las especificaciones del producto, puedes devolverlo, aunque es raro que esto suceda.

10. Prepárate para la siguiente compra. Créeme, después de tu primera adquisición “on line” querrás hacerlo muchas veces. Pasarás tiempo revisando las páginas web en busca de novedades, te suscribirás a los boletines electrónicos de los sellos discográficos o tiendas y hasta te parecerá insuficiente el crédito de tu tarjeta. Afortunadamente para nuestros bolsillos no todos los días hay buenas ofertas.
Henry Flores (henryabraham@yahoo.com)
Paul Eduardo R. (peduardor@yahoo.com)

3 comentarios:

Fabian dijo...

confieso ser un melòmano compulsivo. gracias Hnry por los consejos.
Nos vemos pronto.

Rick Hunter dijo...

yo paso... en perulandia solo alcanza para bajar mp3 del lime wire...
y es verdad, los Guns & Roses, fueron de lo mejor en su momento, y ese concierto lo vi en Disco Club de Gerardo Manuel

Anónimo dijo...

yo compro por AMAZON y nunca he tenido problemas, es muy cierto lo que has escrito.
te felicito.
saludos

Daniel